Archivo de la categoría: Villar del Pedroso

Fósiles bajo la puesta de sol en la Sierra del Hospital del Obispo

Se pierde la luz en el horizonte y la puesta de sol nos hace levantar la vista, observar los perfiles de las sierras villuerquinas con las últimas luces del día, y bajo los pies, cientos de fósiles esperan petrificados que volvamos al lugar, con la cámara en mano, a observar los tesoros del tiempo, del Geoparque Villuercas Ibores Jara.

 

 

Geositio Cancho del Ataque

Pliegues de cuarcita rotos por la garganta del Hospital del Obispo, que abandona dicho valle para continuar camino del Río Gualija, rompiendo a su paso los pliegues de la Sierra del Rullo y formando la que quizás será la cascada más grande de todo el Geoparque Villuercas Ibores Jara.

Apenas a unos 150 metros de la carretera que une Guadalupe con Navatrasierra pasa totalmente desapercibida para aquellos que no conocen de su existencia, escondida en el fondo del Valle y oculta desde las vías de comunicación, si caminamos por sus pedreras escucharemos el rugir del agua en busca de la cascada, en busca de los bosques de loros que descansan a sus pies, mientras numerosas cuevas y abrigos vamos dejando atrás y los fósiles del pasado en forma de crucianas son testigos de nuestro caminar.

La Sierra de la Palomera se tinta de ocre.

En pleno Geoparque Villuercas Ibores Jara encontramos una línea montañosa denominada Sierra de La Palomera, también conocida como Sierra del Hospital del Obispo o Sierra de la Enebrera (según a la parte que nos refiramos ).

Forman una línea de riscos cuarcíticos de alturas que varían entren los 800 y los 1440, rodeados de abundantes bosques principalmente bosques caducifolios de roble melojo aunque también nos encontramos encinas, alcornoques, pinos, madroños, durillos … todo ello tintado de ocre y rojo en continuo contraste con las especies de hoja perenne.

A este contraste de color hay que añadir la abundante fauna y flora, rodeados de grandes fincas cinegéticas, el coto regional de caza de matallana, el conocido por su flora Hospital del Obispo, turberas, orquídeas, plantas carnívoras … una mezcla de naturaleza, colores y sentimientos que convierten a este lugar en uno de los más bellos de todo el Geoparque.