Archivo de la categoría: Portugal

Piódão

Piódão es una pequeña aldea que se encuentra en el fondo de un remoto valle de la “Serra do Açor”, en el centro de Portugal, con poco más de 200 habitantes ha sabido guardar esa esencia tradicional perdida en la mayoría de las aldeas portuguesas, sus casas de piedra parecen haber quedadas ancladas en el tiempo y junto a los verdes bosques que la rodean conforman un paisaje que no te puedes perder.

Fotografía de fauna en la Tapada de Mafra

La Tapada de Mafra es un recinto cerrado de algo más de 1000 hectáreas ubicado próximo a la localidad portuguesa de Mafra, a unos 40 kilómetros de Lisboa.

Este recinto fue creado en 1747 por el rey João V, y fue usado por la familia real y la nobleza como lugar de esparcimiento y de caza, en 1941 pasó a ser gestionada por la Dirección General de Servicios Forestales y Acuícolas y a reconvertirse en un espacio no solo de caza (aunque actualmente se continua cazando) sino más bien enfocado al disfrute de la naturaleza, la conservación y la educación ambiental, sobre todo a partir de 1998 cuando se creó una cooperativa para aprovechar sus recursos turísticos. Actualmente aunque no es posible una visita libre, si se puede pagar para realizar rutas de senderismo, en bicicleta o guiadas en vehículos propios de la Tapada, así como diferentes talleres y actividades de educación ambiental.

Los animales que podremos ver fácilmente en cualquiera de sus rutas son ciervos, gamos y jabalíes principalmente, que aunque se encuentran libres y se pueden mover por toda la extensión de la Tapada, algunos de ellos se han acostumbrado a la afluencia de personas por algunos de los caminos y permiten acercarse más de lo que sería normal, por lo que es un buen lugar para fotografía de fauna.

El Camino Portugués

El camino central portugués es un recorrido de unas 11 etapas, unos 260 kilómetros por tierras lusas y gallegas que enlazan la ciudad de Oporto con la de Santiago de Compostela, un camino para conectar con la naturaleza, vivir experiencias y compartir cada momento, para aprender, para soñar …

 

 

El tejedor amarillo “Euplectes afer”

El tejedor amarillo “Euplectes afer” es un ave paseriforme de la familia Ploceidae que habita en el África subsahariana, introducido en Portugal a finales de los años 80 es un ave que cuenta con un marcado dimorfismo sexual, los machos de un color amarillo intenso y negro son muy llamativos, las hembras de un color pardo, parecido a las hembras de gorrión, pasan mucho más desapercibidas.

Dos lugares donde se los puede observar con facilidad son el Estuario del Tajo y el estuario del Sado (Portugal).

Fotografiando aves en Evoa

Evoa es un complejo ubicado en Vila Franca de Xira, cuenta con tres lagunas, centro de interpretación y cafetería , creado en el 2013 y orientado a la conservación, educación y puesta en valor de la avifauna de la “Reserva Natural do Estuario do Tejo”.

Tiene una superficie de unas 70 hectáreas y puedes caminar en una red de 5 km de senderos que unen distintos observatorios en los que poder ver muchas especies de aves sin apenas molestias.

Fósiles en el Parque Natural Das Serras de Aire e Candeeiros

 

El Parque Natural das Serras de Aire e Candeeiros es un buen lugar para observar fósiles del Jurásico medio, hay varias ubicaciones de fácil acceso, normalmente antiguas extracciones de piedra hoy en día abandonadas, en las que podemos observar lo que en su día sería un fondo marino poco profundo con abundante fauna, algunos erizos y estrellas de mar de ese ecosistema de hace 170 millones de años han quedado fosilizadas en el lodo marino hoy en día convertido en grandes extensiones de afloramientos calizos.

Dejando huella en “Vale de Meios”

En Pé da Pedreira (Alcanede) encontramos una zona conocida como Vale de Meios en la que hace unos 170 millones de años, en pleno Jurásico medio, los dinosaurios terópodos y saurópodos caminaban por superficies fangosas de lo que muy probablemente fuese una orilla poco profunda de una laguna costera. Las huellas que dejaron en ese fango fueron facilmente fosilizadas y han llegado hasta nuestros días formando una gran planicie de roca caliza con cientos de huellas que la convierten en una de las mejores zonas de este tipo de icnofósiles de la Península Ibérica y por ello de gran valor científico.