Archivo de la categoría: Lugares Históricos

Grutas de Columbeira (Bombarral)

En el Vale do Rôto, próximo a la aldea de Columbeira (Bombarral) encontramos varias grutas que son consideradas un referente en la arqueología portuguesa ya que son de los pocos lugares en los que se han hallado evidencias de la ocupación del Hombre de Neandertal en tierras lusas, han sido excavadas en varias ocasiones desde el año 1962 y en ellas han aparecido además de una importante muestra de industria lítica (+ de 5000 piezas), huesos humanos, ídolos-placa, cerámica, restos de animales como osos, lobos, ciervos, cabra montés, linces … todos estos elementos encontrados en ellas evidencian una larga ocupación de estas cavidades calizas desde el Paleolítico medio hasta la Edad del Bronce.

Gruta da Furninha (Peniche)

La Gruta da Furninha, también conocida en la zona como Cova Dominique, es una gruta caliza que se encuentra en  el extremo sur de la  península de Peniche, a escasos   50 metros de la carretera y en pleno acantilado.

Esta cueva fue ocupada desde el Paleolítico Medio, fue excavada en 1880 por Joaquim Nery Delgado, y en ella se encontraron restos humanos de unos 140 individuos, de animales (peces y mamíferos), utensilios de hueso y piedra así como  varias piezas de cerámica neolítica.

 

 

Más información:

> A Gruta da Furninha (Peniche): estudo dos espólios das necrópoles neolíticas.  António Faustino Carvalho y  João Cardoso.

> Gruta da Furninha. Fotoarchaeology.blogspot.com. Ricardo Soares.

Cabañas del Castillo (Extremadura)

 

Cabañas del Castillo es uno de esos pequeños  pueblos de Extremadura en los que el tiempo parece detenerse, con tan solo 14 habitantes  sus casas descansan en la solana de un gran roquedo cuarcítico y desde arriba,  como un vigilante desde su atalaya, las ruinas de su castillo  son testigos del “progreso”, de la era del cemento, la contaminación y el dinero, mientras mueren lentamente en el olvido.

 

Lapa do Forte do Cavalo (Sesimbra)

 

La “Lapa do Forte do Cavalo” es una gruta caliza que se encuentra en el extremo occidental de Sesimbra (Portugal),  a una altitud aproximada de 75 m . y a 160 metros de los acantilados del Océano Atlántico, tiene unas dimensiones de unos 30 metros de largo, 20 de ancho y unos 8-10 metros de altura, su suelo está relleno de sedimentos procedentes de derrumbamientos.

En este lugar han aparecido diferentes piezas cerámicas y huesos que datan una ocupación de la cueva en un periodo muy amplio, desde la edad del hierro hasta tiempos recientes ya que su localización era conocida por los habitantes de la zona y utilizada como un perfecto refugio para  el ganado.

Ruta por el berrocal de Ibahernando, el portal de las brujas.

Pasamos el día caminando  por el berrocal de la localidad cacereña de Ibahernando,  atraídos por el característico nombre de una de sus pequeñas cuevas “el portal de las brujas”, sin duda este lugar esconde entre sus moles graníticas mucho más que simples piedras y cuevas con llamativos nombres,   rincones olvidados que quizás algún día formen parte de un nuevo capítulo de la historia  extremeña.

 

 

 

Grabados en el Valle del Gévalo (Toledo)

En ocasiones cuando salimos al campo, a explorar, a disfrutar de la naturaleza, de un buen paisaje … tenemos la ilusión de encontrar algo nuevo, algo que nadie nunca haya  visto antes, a descubrir  ese  pájaro que ves por primera vez,  a encontrar algo valioso … muchas veces  dejamos pasar ciertos detalles que por evidentes, por recientes o , en mi caso en muchas ocasiones por desconocimiento consideramos menos importantes, detalles que no te van a marcar como descubridor de nada, detalles que  quizás no llevan mucho tiempo en el lugar donde lo encuentras pero que por ello no dejan de tener su importancia, porque  quizás esos pequeños detalles son  parte del tiempo de aquellos que mejor conocían esa tierra, partes de su forma de vivir,   de su forma de pensar, una forma de expresión,   o quizás ,   la  única manera que encontraron de pervivir en el tiempo.

Os muestro una serie de grabados del Valle del Gévalo, no demasiado antiguos, pero que  han quedado  como una forma  de expresión de aquellos que habitaron este valle, que vivían de la tierra y que encontraban entre las paredes de los grandes roquedos el refugio,  el alimento y  el lugar ideal para que algunos  nos imaginemos el pasado y sobre todo, que no olvidemos .

 

Quinta Real de Caxias (Oeiras)

El Palacio Real de Caxias empezó a construirse  en el siglo XVIII, por el infante D. Francisco, y después de su muerte la construcción fue  finalizada por  D. Pedro V , por el pasaron personalidades de la época como la reina D. María I, D. João VI,  D. Miguel de Bragança y más tarde sería ocupado por la emperatriz y duquesa de Bragança.

En 1985, se firmó un protocolo entre el Estado Mayor del Ejército Portugués y la Cámara Municipal de Oeiras que procedió a la recuperación, mantenimiento y reutilización del jardín y la cascada,  ésta situada  en la parte del jardín  más próximo al palacio, es uno de los mayores atractivos de este lugar.

Dolmen de Guadalperal (El Gordo)

 

La escasez de agua en el embalse de Valdecañas ha dejado al descubierto los restos de un gran dolmen, conocido como Dolmen de Guadalperal, de unos 4000 años de antigüedad, se encuentra en el término municipal de El Gordo aunque su cercanía a la localidad de Peraleda de la Mata y su acceso desde esta misma localidad ha provocado que  sus habitantes, y en concreto una asociación llamada “Raíces de Peraleda”, lo hayan considerado como uno de sus bienes más preciados y hayan solicitado a las administraciones competentes acciones que conlleven la conservación de este monumento megalítico.

El dolmen fue descubierto en 1925 por el capellán alemán Hugo Obermaier que lo excavó durante los dos años siguientes y trasladó todo lo que encontró en su interior a Berlín, solo manteniendo las piedras en sus lugares originales. En 1963 con la construcción del embalse de Valdecañas el dolmen quedó sumergido, en años de sequía extrema se puede apreciar parte del dolmen por encima de las aguas pero hasta este año no ha quedado totalmente descubierto lo que ha propiciado una gran difusión en redes sociales y medios de comunicación para promover una urgente conservación antes de que las aguas del embalse lo vuelvan a cubrir.

En una de las piedras principales del dolmen se encuentra un grabado, ya casi totalmente borrado por la erosión del agua, que hasta ahora se atribuía a la figura de una serpiente, Ángel Castaño, vecino de Peraleda, plantea actualmente otra hipótesis, que esa inscripción corresponde a un mapa del recorrido del río Tajo por la zona donde se encuentra el dolmen, de confirmarse esta hipótesis estaríamos ante uno de los mapas más antiguos.

La solución para este dolmen no es fácil, “Raíces de Peraleda” propone el traslado del monumento a una zona próxima que no se inunde, para que pueda ser conservado y visitado ya que el entorno en el que se encuentra actualmente el dolmen no es el original, las piezas halladas en él han salido del país y el agua en el que habitualmente está sumergido lo deterioran a una gran velocidad. Otras personas no son partidarias de cambiar de ubicación el monumento ya que en si mismo, sin considerar el entorno, la orientación, y la ubicación exacta, el monumento perdería todo su significado, se perdería el valor real del monumento y pasaría a convertirse en un simple “adorno”, en un conjunto de piedras sin ningún valor histórico.

Grabados rupestres de La Nava de Ricomalillo

Grabados rupestres publicados por Miguel Méndez Cabeza en las Actas del I Congreso de Arqueología de la provincia de Toledo en 1990, situados muy próximos a la localidad de La Nava de Ricomalillo y ubicados en unas grandes lajas de pizarra en el paraje conocido como La Zarzuela.