Archivo de la categoría: Flora

Serapias Perez Chiscanoi. Endemismo ibérico en el Geoparque Villuercas Ibores Jara.

DSC_8758 copia

Esta orquídea fué descubierta por el botánico extremeño Don Jose Luis Pérez Chiscano, fué nombrada en su origen como “Serapia viridis” que posteriormente se cambió a Serapias Perez Chiscaoi por hallarse un taxón similar en Brasil.

Es una orquídea muy excasa que solamente se encuentra en la cuenca del Guadiana, encontrándose sus mayores poblaciones en la provincia de Badajoz, y distribuyéndose en menor parte por las provincias de Cáceres y Toledo. Hace años se declaró como especie en peligro de extinción hasta el año 2008 en el que la aparición de una población de más de mil plantas en las sierras centrales de Badajoz provocaron que su catalogación pasara a “Vulnerable”.

Es una orquídea que no llama la atención por su color, que puede variar del amarillo al blanco, aparece en pastizales húmedos, generalmente arenosos y con bosque mediterraneo en sus proximidades.

En el Geoparque Villuercas Ibores Jara encontramos al menos dos poblaciones en las localidades de Cañamero y Alía, ésta última descubierta hace un par de años por Florencio Moreno, con una veintena de plantas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dedalera o Digitalis purpurea

_DSC2548 La Dedalera es una planta bastante común en el Geoparque Villuercas Ibores Jara, recibe su nombre de la forma tipo “dedal” que tienen sus flores, y la podemos encontrar distribuida por distintos hábitats, robledales, castañares, prados … pero siempre en lugares con cierta humedad y vinculada exclusivamente a terrenos silíceos.

Su floración se produce entre los meses de Mayo y Septiembre y sus flores poseen una fuerte toxina, la digitalina, usada para la creación de fármacos para problemas cardiácos. Tradicionalmente se ha usado en la medicina tradicional desde el siglo XVIII para ralentizar las pulsaciones, como esteroide y para eliminar el apetito por lo que en ocasiones se ha abusado de ella para adelgazar.

En numerosas ocasiones estas aplicaciones  en medicina tradicional han causado la muerte de los pacientes que se sometían a tratamientos con la digitalis, ello es debido a que la dosis que puede ser curativa está muy cercana a la dosis que resulta mortal y por lo tanto un pequeño exceso podía producir, en el mejor de los casos, una dolorosa intoxicación por digitalina ( intoxicación digitálica) y en el peor de los casos la muerte.

Entre sus propiedades curativas y sus propiedades letales han surgido numerosas leyendas vinculadas a esta planta, una de ellas cuenta que antiguamente esta planta era usada por las mujeres contra los maridos infieles … dejamos en la imaginación de cada uno el método en el que estas mujeres usaban la digitalis purpurea.

— Jaime Cerezo