La lluvia pintando el paisaje

En España existe un “miedo” generalizado a salir al campo bajo la lluvia, algo muy distinto a lo que ocurre en otros países en los que caminar y disfrutar de la naturaleza es totalmente compatible con estos días, preferimos quemar el bosque en la chimenea y recordar viejas historias junto a la familia, preferimos seguir recordando la España de sol y playa y olvidarnos de las nubes que dan vida al suelo que pisamos.

Puede parecer que estos días no son apropiados para caminar, y mucho menos para salir con la cámara en mano, pero a mi personalmente estos son de los días que más me gustan, la niebla oculta los viejos alcornoques y los convierte, en fantasmas inmóviles, el agua, resbalando por las hojas, pintan un cuadro de colores con el verde de la primavera y el rojo de los viejos helechos, estamos en los alcornocales de Cabañas del Castillo, en plena comarca de Las Villuercas, disfrutando de la lluvia en el Geoparque Villuercas Ibores Jara.