El puente del Conde (Aldeacentenera).

Testigo del paso del tiempo, olvidado bajo los pies de reyes y pastores que en su día encontraron en sus muros la mejor forma de cruzar el río Almonte, hoy solo recordado por bañistas y pescadores que encuentran bajo sus arcos el refresco y el disfrute del calor de verano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s