Carroñada en Segovia

A cualquier que le comentes que alguien se desplaza cuatrocientos kilómetros para ver buitres, quizás no pueda resultar muy extraño para aquel que no los haya visto nunca, pero viviendo en el Geoparque de Villuercas Ibores este hecho puede resultar casi de risa, pues ver buitres en estas sierras extremeñas es casi tan normal como ver gorriones en Madrid.

Doce horas metido en un hide, cuatrocientos kilómetros de camino y a pesar de todo merece mucho la pena, cuando empiezas ver a estas grandes aves bajar a la carroña a escasos 3 o 4 metros de donde estás sentado, y acompañados de otras aves como milanos, urracas … el corazón se acelera, la cámara empieza a disparar fotos y el resultado …. lo podéis ver vosotros mismos …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s