Más pinturas rupestres en la Sierra de Altamira

_DSC5356De nuevo aparecen nuevas cuevas en la Sierra de Altamira con pinturas rupestres, esta vez en la vertiente de Toledo (Puerto de San Vicente), pero apenas a 100 metros del témino municipal de Alía, de la provincia de Cáceres, del Geoparque de Las Villuercas y de la comunidad autónoma de Extremadura.

Quizás sean una continuación de las ya encontradas en esta misma sierra hace unos años, éstas de mucha menos representación, cuenta con unos simples trazos horizontales, ubicados a la entrada de una pequeña cueva de unos 15 metros de profuncidad y de escaso metro y medio de altura. La cueva está situada a una altura considerable y su acceso es bastante peligroso.

La Sierra de Altamira, frontera natural de las provincia de Toledo y Cáceres es quizás una de las más desconocidas de la zona, quizás por su inaccesibilidad al no discurrir por ella ninguna carretera cercana, quizás por hallarse en esta sierra grandes cotos de caza a los que no se puede acceder legalmente … por cualquier que sea sus motivos nos está demostrando que cuenta en ella con numerosas sorpresas por descubrir, con numerosas cuevas que explorar y que con el paso del tiempo iremos mostrando en este blog.

Sorpresas en el Geoparque

No descansamos de dar paseos por el Geoparque de Villuercas Ibores Jara, y aunque a veces nos parezca que lo tenemos todo descubierto, la naturaleza a veces nos deja sorpresas como la que pudimos observar el domingo pasado en una de las excursiones para visitar una bonita cueva en Cabañas del Castillo, una cueva llamada Cueva del Aljibe, que cuenta en su interior con un pequeño lago.

282642_10150258647178618_724603617_7348472_6184824_nDespués de padecer con el calor subiendo estas sierras Villuerquinas llegamos a la cueva, o mejor dicho, cuevas, una de ellas de difícil acceso pues hay que dejarse caer por una especie de “tobogan” de unos tres metros de altura hasta una cavidad subterránea, esta cavidad está parcialmente cubierta de agua produciendo en su interior un pequeño lago de aguas cristalinas.

281555_10150259382148618_724603617_7356778_7482690_n En las paredes de esta cavidad pudimos observar unas ranas con una coloración muy particular, tras mirar mucha bibliografía y consultar a algunos biólogos parece que pueden ser ranitas meridionales que en vez de tener la típica coloración verde son negras, ¿quizás por estar en la oscuridad de una cueva?.

DSC_1830
Rana Meridional con una coloración normal.

Parque “El Capricho” – Madrid

Madrid, una gran ciudad en la que todavía podemos encontrar bellos rincones naturales, donde poder respirar fuera de coches, contaminación, ruidos … uno de estos rincones es el Parque “El Capricho”, un pequeño parque desconocido por muchos madrileños y que  cuenta con la simbiosis perfecta entre historia y naturaleza.

EL ABEJERO O LA CASA DE LAS ABEJAS

_DSC4680

Es una construcción de la que no se conoce exactamente la fecha de su construcción, los primeros documentos que hablan de ella están fechados en 1794 y corresponden a trabajos realizados en el edificio posiblemente como parte de alguna ampliación o reconstrucción.

Es un edificio muy curioso pues se utilizaba como una colmena gigante, cuenta en su parte exterior con muchas trampillas que servían de acceso a los diferentes enjambres al interior del edificio. En el interior un sistema de pequeños habitáculos acristalados permitía a los visitantes el poder ver directamente el trabajo de las abejas dentro del edificio sin que supusiese un riesgo para el observador.

TEMPLO DE BACO

_DSC4701

Templete ovalado que cuenta con doce columnas y cinco gradas, en el centro podemos observar una estatua de Baco de mármol blanco.

Su construcción está fechada entre los años 1786 y 1789.

EL FORTÍN

_DSC4722

Pequeño fortín de forma triangular que cuenta con un foso que rodea toda la instalación, antiguamente es acedia a través de un puente levadizo y contaba con doce piezas de artillería, arca de municiones y juegos de armas.

No se conoce con precisión la fecha de su creación pero los primeros documentos que hablan de este lugar están fechados en 1829.

CASINO DE BAILE

_DSC4776

Esta construcción fué una de las últimas realizadas por su antigua propietaria la Duquesa de Osuna.

Su construcción está datada en 1815 y está realizada justo encima del pozo que alimenta la red de canales y estanque del jardín. El realizarlo en este lugar está justificado ya que suponía a los visitantes el poder acceder al casino y desplazarse por los canales en barca, para ello cuenta también con una zona de embarcadero en un gran estanque cercano.

LA CASA DE LA VIEJA

_DSC4816

Es una casa construida en 1792, de aspecto igual a las antiguas casas de labranza que había por la zona en esas fechas, tenía un único uso ornamental, aunque estaba totalmente amueblada no se utilizaba pues su objetivo era simplemente el ser una parte más decorativa del jardín, de tipo inglés.

Actualmente cuenta en su parte exterior con un pequeño huerto mantenido por los trabajadores del jardín y que le da a la casa un aspecto mucho más real, mucho más “habitable”.

EL ESTANQUE

_DSC4744

Un gran estanque con una isla en su centro de la que emerge una gran cascada de agua.

Este estanque, el más grande del parque, cuenta con embarcadero y muchas aves tanto domésticas como salvajes que crían en él. En estos días podemos observar pollos de gallinetas, ánades reales, cisnes …

LA ERMITA

_DSC4833

Obra realizada entre los años 1792 y 1795 por el pintor Angel María Tadey. Fue habitada por dos ermitaños y posteriormente se colocó un muñeco automatizado para que podujese a todo aquel que lo visitaba sensaciones de sorpresa.

Todo el diseño de la ermita, tanto exterior como interior, sus pinturas … han sido realizadas para dar un aspecto de ruina, de viejo … llegando incluso a dibujar en algunos lugares grietas.

Carroñada en Segovia

A cualquier que le comentes que alguien se desplaza cuatrocientos kilómetros para ver buitres, quizás no pueda resultar muy extraño para aquel que no los haya visto nunca, pero viviendo en el Geoparque de Villuercas Ibores este hecho puede resultar casi de risa, pues ver buitres en estas sierras extremeñas es casi tan normal como ver gorriones en Madrid.

Doce horas metido en un hide, cuatrocientos kilómetros de camino y a pesar de todo merece mucho la pena, cuando empiezas ver a estas grandes aves bajar a la carroña a escasos 3 o 4 metros de donde estás sentado, y acompañados de otras aves como milanos, urracas … el corazón se acelera, la cámara empieza a disparar fotos y el resultado …. lo podéis ver vosotros mismos …